Las impurezas en tuberías de diámetro ultrapequeño (USD), como el aceite, la grasa y otros materiales extraños provenientes del proceso de fabricación, pueden dar lugar a la contaminación cruzada y provocar la lectura incorrecta de muestras en usos cromatográficos. Para evitarlo, es necesario limpiar las tuberías convencionales antes de su instalación. Pero para muchos usuarios finales, encontrar una forma efectiva de limpiar las tuberías de acero inoxidable de gran longitud y con diámetros tan pequeños es un gran desafío.

Resolvimos este inconveniente de la siguiente manera:

Limpiar en forma de espiral

A medida que la longitud del tubo aumenta y el diámetro interno (DI) disminuye, la presión necesaria para hacer pasar cualquier tipo de medio a través de la tubería enrollada asciende vertiginosamente. Como resultado, los métodos y equipos de limpieza estándar no siempre son eficaces para limpiar tubos USD de alta precisión.

Nuestros métodos de limpieza de propiedad exclusiva desengrasan eficazmente tuberías enrolladas USD de varios cientos de pies de longitud. Una vez trefilado el tubo, se retira el lubricante presente en los diámetros externos mediante nuestro proceso de desengrasado. Luego, se somete el tubo a altas presiones para eliminar los lubricantes del DI.

Además, nuestro equipo especializado de limpieza nos permite procesar tuberías de diámetro pequeño en bobinas de gran longitud. Esta capacidad de limpiar en forma de espiral reduce en gran medida el tiempo de limpieza que necesitan los OEM y los usuarios finales, quienes tendrían que enjuagar cada tubería de longitud recta en forma individual si no ofreciéramos esta ventaja.

Para obtener más información sobre las tuberías USD, descargue nuestro informe técnico más reciente.