La geometría del extremo del tubo puede marcar el éxito o el fracaso del desempeño de su tubo en industrias sensibles como cromatografía, producción de semiconductores y aeroespacial. El extremo del tubo determina cómo interactúa el tubo con una variedad de sistemas complejos, lo cual significa que puede haber poco margen de error en la manera de cortarlo. Los métodos de corte con sierra tradicionales son demasiado abrasivos y no proporcionan la consistencia ni la calidad que requieren estas aplicaciones complejas.

En los casos en que los métodos tradicionales fallan, nuestra máquina de corte electrolítico (ECM) ofrece una alternativa rápida y de alta calidad a los cortes abrasivos sin la necesidad de trabajo adicional.

¿Qué es el corte electrolítico?

El corte de la ECM, también conocido como rectificado electroquímico (ECG), utiliza una mezcla de procesos de remoción de materiales químicos y abrasivos para lograr un corte cuadrado, sin rebabas y preciso, sin tensiones residuales. El proceso utiliza corriente continua y solución electrolítica para suavizar el material al disolverlo parcialmente, lo cual significa que se requiere menor fuerza de corte.

¿Cómo funciona?

Para remover químicamente el material de una pieza, una ECM crea una reacción de reducción de oxidación entre la rueda de corte y la pieza. Corriente continua fluye por la máquina. El rociado de una solución electrolítica sobre la pieza que se está cortando inicia una reacción química con la rueda de corte revestida de cobre. El electrolito actúa como un cable: completa el circuito eléctrico y permite que la corriente fluya a través de la pieza anódica hasta la rueda de corte catódica. A medida que la superficie de la pieza reacciona con el oxígeno en los electrolitos, ocurre la electrólisis, la cual disuelve parte del material en la solución y crea una capa de óxido suave que se puede remover fácilmente con la rueda abrasiva.

¿Cómo se logra el corte perfecto?

Configurar una ECM es tanto un arte como una ciencia. El voltaje, la velocidad de corte, el flujo electrolítico, la composición y la concentración deben ajustarse según cada aplicación específica. Nuestro personal está altamente capacitado, lo cual nos permite crear el corte final perfecto considerando diversos tamaños de tubos y diversas aleaciones. Nuestra ECM ofrece soluciones para una variedad de usos fundamentales donde una sierra común no sirve.

Para conocer más, descargue nuestra nota de aplicaciones.