Elegir la tubería correcta para su sistema de suministro de líquido puede ser una tarea abrumadora porque tiene muchísimas opciones para elegir, entre ellas, tramos rectos sin soldaduras y soldados, bobinas soldadas y estiradas —y más. Pero hay un tipo de tubería que supera a todas las demás por confiabilidad, ahorros de costos, eficiencia de instalación y rendimiento excepcional en las aplicaciones más exigentes: la tubería enrollada sin soldaduras con aleación de níquel y acero inoxidable.

Echemos un vistazo a sus beneficios:

Rendimiento superior

Al utilizar bobinas o bandas planas, los típicos procesos de fabricación de tubos soldados crean un cordón de soldadura continuo y longitudinal que es susceptible a fallas y a una mala calidad de la tubería. Aunque ciertos avances en la tecnología de la soldadura han mejorado la integridad de la soldadura, existen muchas variables del proceso que aún contribuyen a generar defectos en los tubos.

La tubería enrollada sin soldaduras, en comparación, es homogénea en toda su longitud y en cortes transversales. También eliminan las costosas soldaduras orbitales y las uniones de accesorios utilizadas para lograr longitudes superiores a lo que generalmente ofrecen los fabricantes de tuberías de longitud recta. La tubería enrollada sin soldaduras también elimina los potenciales puntos de fuga de las soldaduras, los accesorios o ambos, ya que ofrece series de tuberías de alta calidad.

Ahorro de costos y eficiencia de instalación

Utilizar una longitud de tubo entre las conexiones de los dispositivos resulta más eficiente que conectar numerosas longitudes cortas. Al eliminar todas las uniones intermedias (soldaduras o accesorios), también ahorra en costos de instalación, mantenimiento y mano de obra, así como en el costo total de propiedad.

Versatilidad en las aplicaciones más exigentes

La tubería enrollada sin soldaduras con aleación de níquel y acero inoxidable es muy recomendable para una variedad de aplicaciones exigentes que requieren series de tuberías largas que sean confiables y resistentes a la corrosión. Estas aplicaciones incluyen:

  • Procesamiento químico. Muchos procesadores de productos químicos y petroquímicos utilizan la tubería enrollada para aplicaciones de monitoreo y control de procesos, gracias a su resistencia a la corrosión y capacidad para tener un rendimiento confiable en ambientes hostiles y a temperaturas elevadas.
  • Abastecimiento de hidrógeno. La tubería enrollada sin soldaduras ofrece interconexiones seguras entre el almacenamiento remoto de hidrógeno y los surtidores con tan sólo dos conexiones en cada serie de tubería: una en la fuente y una en el surtidor.
  • Extinción de incendios. Los Sistemas de reabastecimiento de aire para bomberos (FARS), una tecnología emergente que permite a los bomberos reabastecer equipos de respiración autónoma, utilizan la tubería enrollada sin soldaduras para conectar las estaciones remotas de reabastecimiento de aire a un panel de conexión exterior; esto permite un correcto monitoreo y ofrece los suministros para respirar.

Para obtener más información sobre la tubería enrollada sin soldaduras con aleación de níquel y acero inoxidable, descargue nuestro último informe técnico.